PROTEJAMOS EL MEDIO AMBIENTE

Lic. Juan Burgos,
Lic. Juan Burgos
PROTEJAMOS EL MEDIO AMBIENTE
Desde que Dios nuestro Padre Celestial hizo la creación nos dejó la noble tarea de protegerla. Por ellos Jehová nos recuerda en el libro del Génesis 1:1-31 como fue concibiendo las cosas cuidadosamente, para luego advertirnos en el Salmos 24, “que de el es la Tierra y toda su plenitud.

Según plantea el catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Francisco Terrero Galarza, en su libro “Contaminación Ambiental” de que el hombre empezó a desconocer ese mandamiento dando por el TODOPODEROSO, sobre cuidar nuestro planeta tierra, o sea, su creación.

Si retrocedemos en el tiempo observaremos que la creación de Dios empezó a descuidarse por el que El nombró “REY” de la misma, Adán, cuando éste seducido por Eva comió del árbol prohibido y perdió el derecho sobre la “Creación Perfecta”, que el Padre Celestial había puesto en sus manos; ya que en el Huerto del Edén no habían animales salvajes ni depredadores, pero tampoco plantas venenosas, espinosas, ni contaminación de ningún tipo.

Desde ahí, se produjo un proceso tortuoso que inició con la maldición que Jehová hizo a la tierra por culpa de la desobediencia de nuestros primeros padres.

Es decir, que desde el principio, el Señor nos ha instruido y advertido sobre cómo cuidar nuestro mundo, que es nuestro Medio Ambiente.

Sin embargo, el hombre de hoy hace caso omiso a este mandato, y esto se puede ver en las grandes industrias, que por la ambición de dinero siguen despresando nuestro habitad con sus grandes chimeneas contaminantes que vomitan CO2, Plomo, Freón, Cadmio, y otros contaminantes químicos que van directamente a la atmósfera.

El fatal CO2 (Dióxido de Carbono) que destruye nuestra atmósfera y la tan famosa “Capa de Ozono”, es la que nos protege que los rayos ultravioleta penetren directamente al ambiente del planeta destruyéndolo todo.

También tenemos el caso de los desechos sólidos que algunas industrias desaprensivas vierten en nuestros ríos, mares y otros afluentes, destruyendo la vida y biodiversidad de los mismos.

En nuestro país, hace algunas semanas, se difundió la noticia de que miles de peces estaban muriendo en ríos y afluentes de la provincia María Trinidad Sánchez (Nagua) y otras localidades de esa zona, por efecto de la contaminación del agua que se produjo por ahí; pero también, en la mente de los dominicanos está aún fresco el funesto recuerdo del sonado caso del “Rockcash” (desecho químico de plantas eléctricas) que fue traído al país desde Puerto Rico y que afecto los habitantes y las playas de Sabana.

Nosotros los cristianos-evangélicos también somos los más llamados a cuidar nuestro medio ambiente, por ello debemos hacer un uso correcto del agua, este preciado líquido que cada día nos llega con más dificultad. No desperdiciarla, pese a que el Gobierno permite que los contratistas destruyan los cauces de los ríos, extrayendo materiales para la construcciones de grandes obras (edificios, carreteras, etc..), cuando podrían sacar dicho materia de las minas que tenemos.

Concienciar a nuestros hijos sobre el buen uso del agua, la energía eléctrica, no usar gasolina con plomo (regular) en nuestros vehículos, ya que ello contamina también el Medio Ambiente. Cuando vayamos de campo, retiro, excursiones, siempre llevar fundas plásticas para depositar allí los desperdicios y residuos de los alimentos que consumiremos allí.

Sembrar un árbol, hacer pequeños huertos y jardines en nuestras viviendas, si las condiciones de las mismas lo permiten. Utilizar tubos cloacales para la eliminación de la materia fecal. Rechazar el uso de carros, motores, equipos de sonidos y otros que contaminen el ambiente con ruidos ensordecedores….etc., y con medidas como esas estaremos cumpliendo con la encomienda que nos dejó nuestro Padre Creador.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

ministerio hijos pastores 

Joomla Templates and Joomla Extensions by ZooTemplate.Com